Las bases de maquillaje

Viernes, marzo 21, 2014 0 No tags 1

¿ Cuál es la clave para que un maquillaje quede natural y bien? Hay dos fundamentales: que la piel esté bien limpia e hidratada y la base de maquillaje. Hoy os quiero hablar de esta última.

Hay muchos tipos de bases, y si hablamos de tonalidades ya ni te cuento. Normalmente cuando vamos a una tienda, la probamos en el dorso de la mano para ver si es nuestro tono…error! La piel de la mano no es del mismo tono ni tiene la misma textura que la de la cara. Por eso, la base hay que probarla en la parte de la mandíbula. Tenemos que buscar un tono que sea exacto a nuestro tono de piel y se tiene que difuminar para que no se nos vea la horrible línea que divide la cara y el cuello. La base no está para hacernos más blancas, más morenas o amarillas…Su función es unificar el tono de la piel y cubrir imperfecciones.

tonalidades piel

 

Para elegir la que mejor nos conviene, hay que tener en cuenta tres variables:

1- Cobertura

Si preferimos una cobertura ligera, la mejor opción son los polvos compactos. Nos proporcionan una cobertura sutil, pero se verán las imperfecciones. Para una cobertura media, recomiendo la base en polvo. Es ligera también pero cubre rojeces e imperfecciones. Si queremos cobertura alta, habrá que optar por las bases fluidas, que unifican el tono de la piel y cubren perfectamente.

2- Acabado

Muy en relación con el punto anterior, el acabado varía de una base a otra. Podemos optar por uno luminoso, uno natural (perfecto para el día a día) o por uno mate (para las que tengáis la piel mixta o grasa). Siempre que podáis, yo recomiendo una base luminosa para que nos aporte luz al rostro ya que favorece más.

3- Tono

Hay tres tonos fundamentales: dorado/beige (se ponen morenas en verano), oliva (se ponen muy morenas en verano y en invierno tienen un ligero tono verdoso) y rosado (se queman cuando les da el sol). Una vez que identifiques qué tono tienes, te será más fácil elegir el tono correcto. No hay una ley universal ya que cada marca utiliza unas bases de color diferentes así que lo mejor es que lo pruebes en la mandíbula como he explicado antes.

La aplicación es diferente entre unas y otras:

- Base en polvo: siempre con un brocha con base plana para que se deposite mejor y no queden pegotes, siempre en movimientos circulares.

- Base fluida: una brocha de cerdas naturales, se aplica como si pintaras un lienzo siempre con movimientos ascendentes.

- Polvos compactos: brocha de base redonda, para que la cobertura sea uniforme y ligera.

Y por último, tendremos que tener una para invierno y otra para verano, no nos vale la misma. Para invierno vienen bien las bases fluidas con mayor cobertura y en verano podemos optar por coberturas más ligeras e incluso utilizar sólo los polvos bronceadores.

Si necesitas ayuda para conseguir una base de maquillaje, ya sabes dónde estoy. Estaré encantada de asesorarte.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*