Baby, it’s cold outside…

Miércoles, noviembre 12, 2014 0 , , 0

coldParece que empieza a hacer más frío después de este “veroño” tan rico que hemos pasado… Y ¿ cuál es el resultado? Mis labios están cortados, la piel de mi cara está con rojeces y tirante y mis manos parecen de cartón (por no hablar de mi pelo, que eso sería para un post aparte…).

¿ Por qué afecta el frío y el viento a nuestra piel?

Durante el invierno la humedad desciende y esto hace que nuestra piel se seque y pierda su nivel normal de aceite. Una humedad inferior al 30% afecta negativamente a la piel, sobre todo a los labios y a las manos. Como ya os expliqué en el post sobre el envejecimiento de la piel, con la pérdida de hidratación (sequedad) no mantenemos el nivel óptimo de sebo en la piel. Si a esto le añadimos la sequedad extra producida por el frío, la piel se irrita porque no tiene la protección suficiente. Las personas propensas al acné son aquí más vulnerables porque debido a la menor protección que tiene la piel, deja un fácil acceso a las bacterias que causan la aparición de granitos. Los vientos fuertes además, pueden causar quemaduras y grietas. Todo esto hace que nuestra piel esté seca y tirante.

Al igual que, cuando hace frío, nos ponemos un buen abrigo, bufanda, gorro y orejeras incluso, también hay que “abrigar” nuestra piel. Lo lógico sería no salir al exterior y quedarnos dentro, pero lo malo es que los sistemas de calefacción también resecan mucho la piel!

¿ Qué hacemos entonces para proteger correctamente nuestra piel del frío?

Empecemos por el gel de ducha. Mejor usar un producto para pieles sensibles y sin perfumes, evita también duchas largas con agua muy caliente. Respecto al detergente, prueba con uno hipoalergénico y evita el suavizante. La ropa es muy importante ya que es la barrera que nos protege, pero la elección correcta es fundamental: evita ponerte ropa de tejidos que piquen (como la lana) directamente en contacto con la piel. Mejor usar prendas de algodón en contacto con el cuerpo para dejar que la piel respire. Si llueve y te mojas, cámbiate rápido ya que la ropa húmeda puede irritar la piel.

Respecto a la rutina diaria de cuidado de la piel, puede ocurrir que tus productos de siempre no consigan el resultado deseado en días muy fríos. Durante el año, nuestra piel no es la misma y por tanto tenemos que ir adaptando el tratamiento a las diferentes situaciones. En estos días, asegúrate de usar una crema hidratante tanto por la mañana como por la noche (aquí no hay pereza que valga!). Evita exfoliantes fuertes que puedan irritar más la piel y por supuesto no te olvides de que la hidratante o el serum tienen que tener factor de protección solar, recuerda que el sol es la principal causa de deshidratación (también en invierno!). Utiliza bálsamo labial (mejor que cacao) también por la mañana y por la noche. Y no te olvides de tus manos!!! El set satin hands es perfecto, sobre todo para estos días. Ah! Y bebe mucha agua!

 

 

 

 

 

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*